¿Cómo gestionar los nervios de las primeras citas?

consejos para una primera cita
Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Qué hacer cuando estás tan nervioso por una cita que te impide incluso llegar a ella? Manejar los nervios de la primera cita es más común de lo que crees y queremos darte una serie de consejos para una primera cita  y cómo puedes minimizar los nervios.

Recuerda que estar nervioso es perfectamente natural.

Recuerda que estar nervioso en la primera cita es perfectamente normal.
Probablemente lleves tiempo pensando en esa persona y ahora por fin vas a conocerla. Puede que te sientes un poco ansioso, o incluso aterrorizado. Conocer a alguien nuevo puede dar miedo, y es normal.
Pero no dejes que los nervios te superen: Conviértelos en una oportunidad para practicar para salir de tu zona de confort y hacer algo nuevo, siempre es emocionante y te ayuda a crecer como persona. Cuanto más cómodo te sientas al conocer gente nueva, más éxito tendrás tus futuras relaciones.

En la primera cita te vas a sentir muy nervioso, pero a base de afrontar la situación repetidamente, vas a conseguir acostumbrarte, y verás cómo los nervios se reducen con el tiempo. El ser humano siempre teme a lo nuevo y desconocido, es un mecanismo defensa forjado desde hace miles de años. ¿Recuerdas la primera vez que montaste en bicicleta?¿La primera vez que condujiste un coche?¿A que sentías miedo e inseguridad? Ahora ya lo haces casi sin pensar.

Acércate con una actitud positiva e intenta disfrutar.

Si llegas a la cita con la sensación de que tienes que demostrar algo, o de que tienes que ser alguien distinto a ti mismo, probablemente la experiencia será bastante desagradable para ambos.

Has trabajado duro para llegar donde estás y es hora de que te tomes un respiro y disfrutes. Tanto si se trata de tu primera cita como de la centésima.
No importa si tu cita no te corresponde, si no te interesa, si no se parece a su foto o si es grosera o antipática. Lo que importa es que intentes encontrar algo en esa persona que te interese, aunque sólo sea su risa o su sonrisa.

Durante la cita, intenta relajarte y disfrutar al máximo. No te pares a pensar en todo lo que podría salir mal, concéntrate en lo que podría salir bien. Si la cita va bien y los dos queréis otra, ¡genial! Si no, al menos te has esforzado al máximo y has aprendido algo nuevo sobre ti mismo en el camino.

Tu vida no va a cambiar en nada si no sale bien, te vas a quedar igual que estabas, y te vas a llevar un gran aprendizaje que te va a servir para el futuro. Disfruta el momento y trata de pasarlo bien.

Sé tú mismo: no intentes ser alguien que no eres.

consejos para una cita

Ser tú mismo es la mejor manera de superar una cita. No intentes ser alguien que no eres, y no te preocupes por intentar ser alguien que tu pareja quiere que seas. Sé fiel a ti mismo, porque eso es lo que te hace especial y atractivo/a.

Es cierto que si vas a pasar tiempo con alguien, quieres que le guste quién eres realmente. Pero intentar ser otra persona acabará siendo un desastre.
Tu cita notará que algo no va bien y se preguntará por qué actúas de forma diferente a la habitual. Si descubre que lo que pensaban que eras era una actuación, puede ser difícil reparar el daño.

Así que no intentes ser otra persona. Sé tú mismo y céntrate en sentirte cómodo con quien eres.

Consejos para reducir los nervios de forma natural

Es posible que hayas vivido un momento en el que te hayas puesto nervioso o ansioso antes de un acontecimiento importante, como una primera cita.

Los nervios pueden dificultar que pienses con claridad y pueden hacer que te sientas tembloroso o sudoroso. Incluso puedes tener la tentación de cancelar la cita porque estás muy preocupado por cómo saldrá.

Estos consejos te pueden ayudar a reducir los nervios de forma natural antes de una primera cita:

  • Hacer ejercicio. El ejercicio es una forma estupenda de reducir la ansiedad y el estrés. No sólo te ayuda a relajarte, sino que también aumenta tus niveles de energía y te mantiene en forma.

 

  • Practica ejercicios de respiración antes de la cita. Los ejercicios de respiración son una de las mejores maneras de calmarse cuando te sientes nervioso o ansioso. Cuando estamos estresados, nuestra respiración se vuelve superficial y rápida, pero cuando ralentizamos nuestra respiración y nos centramos en respirar profundamente desde el diafragma, activamos nuestro sistema nervioso parasimpático (SNPS).

Esta parte de nuestro sistema nervioso es responsable de las funciones de «descanso y digestión»,              incluyendo la relajación, que es exactamente lo que necesitamos cuando nos sentimos ansiosos.

  • Practica el arte de sonreír. Está demostrado que el lenguaje corporal afecta directamente a cómo nos sentimos. Es por eso que aprender a controlarlo es una buena manera de dominar nuestras emociones.

Sonreír es una de las formas más fáciles de relajarse y sentirse mejor con uno mismo. También                  puede ayudar a aumentar la confianza en ti mismo, lo que es especialmente importante cuando                  estás nervioso o ansioso.

Si quieres saber si sufres de ansiedad te dejamos nuestro test de ansiedad en el que obtendrás una primera valoración.

Escucha música que te haga feliz y te relaje. Se ha demostrado que la música reduce las hormonas del estrés, como el cortisol y la adrenalina, y aumenta las hormonas de la relajación, como la oxitocina (la «hormona del abrazo»), que puede ayudar a reducir los niveles de ansiedad.

 

Aunque no hay absolutamente ninguna manera de hacer que una primera cita esté libre de ansiedad, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir los nervios. Esperamos que estos consejos te hayan servido para mejorar la calidad de tus próximas citas.

Si necesitas controlar tu ansiedad o conocer la herramientas necesarias para saber gestionarla puedes ponerte en manos de nuestros especialistas y comenzar tu terapia online.